Booking.com
  • El Oro, pueblo mágico de Tlalpujahua

    Ubicado en la serranía de Tlalpujahua, en la zona limítrofe de México y Michoacán se encuentran los poblados El Oro y Tlalpujahua. Poblaciones que ostentan de forma ejemplar la riqueza arquitectónica de una villa que vivió una gran época de bonanza debido a las minas de oro, plata y zinc, que en sus tiempos fueron explotadas. Esta zona es cede de turismo debido a sus bosques templados y montañas, ideal para campistas y turistas atléticos. Antes, sus escenarios estuvieron poblados por los indígenas mazahuas durante la época prehispánica. Décadas después de la conquista española,  se construyeron en 1551 las primeras iglesias en lo que posteriormente iban a conformar la Villa…

  • Pueblos con encanto: Ixtapan de la Sal

    Aquel que diga que en Estado de México ya no hay nada que ver está equivocado. El error incurre en que México es especialista en rincones que, para saber encontrar, debemos se pacientes y arrojados como turistas. Debajo de Toluca, a un lado de Cuernavaca, encontramos el rincón Ixtapan de la Sal, lugar que ha sido privilegiado por la naturaleza con la existencia de pozas de aguas termales. Claro que este destino turístico es famoso por estos balnearios en cuanto a cultura y diversión. Pero, también, a estas aguas se les atribuye propiedades curativas, por las cuales miles de visitantes acuden. ¿Buscas descansar y renovar fuerzas para las rutinas de…

  • Peña de Bernal: Refugio mágico en Querétaro

    Hablemos de monolitos, Pues bien, La Peña de Bernal es el tercero más grande del mundo, localizado en el pueblo que lleva el mismo nombre, perteneciente al municipio Ezequiel Montes del Estado de Querétaro, México. Un recorrido natural imperdible, que debe estar en nuestra lista. No por nada este monumento natural tiene 10 millones de años.   ¿Cómo surgió esta magnificente Peña? Es magma solidificada que se formó a partir de un volcán que agotó su actividad. La lava que en su interior había quedado acumulada se volvió sólida. Pero, su formación ahí no termina. Tras años de erosión, el tiempo, ayudado de factores naturales como el viento, la lluvia,…